Este día en el ayuntamiento de los calerenses, dimos arranque a los festejos del 150 aniversario de la fundación de Calera.
Hoy 9 de marzo, se cumplen 149 años de que se declaró a Calera como municipalidad, por parte del congreso del estado de Zacatecas, siendo gobernador Miguel Auza y que fue gracias a la petición de vecinos que vivían en ese tiempo, en nuestro ahora municipio.
En el marco de la conmemoración, se ofreció un minuto de aplausos a la maestra Florencia Ramírez Valerio, destacada mujer calerense, quien ha contribuido en hechos importantes como la fundación de escuelas y en libros sobre la historia de nuestro bello municipio.
Durante el evento se dieron cita diferentes instituciones educativas y sus directores, así mismo se le entregó un reconocimiento al señor José Manuel Vargas, por su noble labor altruista como voluntario en el hospital de salud mental, ubicado en nuestro municipio.
Javier Murillo, secretario adjunto de gobierno, en representación de nuestro presidente Reynaldo Delgadillo, dijo que desde el ayuntamiento de los calerenses, se trabajará para festejar con alegría y con diferentes eventos culturales acerca de la historia de los 150 años de Calera, al igual que desde el inicio de la administración se realizan acciones en beneficio de toda la población y se han dado grandes resultados.

Los historiadores y cronistas coinciden en que el municipio de Calera tiene sus orígenes entre los años postreros del siglo 16 y principios del 17, pues, hasta ahora no se ha localizado vestigio alguno de asentamientos prehispánicos.

El descubrimiento de importantes reales de minas al norte de la Nueva España hizo necesario establecer comunicación continua con la Ciudad de México.

De esta manera fue dibujándose el Camino de la Plata, en torno al cual se establecieron los presidios y postas, lugares donde los viajeros podían detenerse a descansar, alimentar a las bestias de carga y protegerse del ataque de bandidos e indios que acechaban el trayecto.

La Calera nació como una posta más, entre el Real de Minas de Fresnillo y la ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas.

Consecutivamente, según la tradición, se comenzaron a trabajar en ese sitio los depósitos de piedra caliza, se construyeron hornos para quemarla y obtener cal (de ahí el nombre de Calera).

Leer mas  Nuestra Historia

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados (*).